Los beneficios del otoño

Muchas personas al llegar el otoño se sienten peor. Dicen que el buen tiempo ya terminó, que se pueden hacer menos cosas, que estamos metidos en la rutina del trabajo… Pero nosotros creemos en el optimismo, cada estación tiene su encanto y el otoño no va a ser menos. El otoño es un gran momento para disfrutarlo reunidos en familia o con amigos, por ejemplo disfrutando de placeres gastronómicos alrededor de una mesa, en la cocina de casa, o para establecer rutinas saludables que en verano son más complicadas de seguir.

Una dieta más completa 

El otoño es la época de las calabazas, setas, manzanas, patatas, higos y caquis, alimentos que vuelven a nuestra mesa proporcionándonos las vitaminas, el potasio y la fibra que la naturaleza sabe que necesitaremos para combatir el descenso de las temperaturas. Si las estaciones del año fueran dietas, el otoño sería la más beneficiosa para nuestro organismo.

¡Por fin se puede dormir sin calor!

Después de un verano de calores altísimos y semanas enteras sin caer una gota, el otoño promete una tregua. Temperatura casi veraniega durante el día y noches un poco frescas que favorecen el sueño, el otoño se presenta como la estación con el clima más benigno. La gente agradece dejar atrás esos calores terribles del verano y disfrutan de estos meses porque saben que el invierno siempre es duro. En zonas así el otoño y la primavera son las mejores épocas y ésta tiene una ventaja respecto a la primavera: no hay alergias.

La vuelta a la rutina

Está bien ir combinando días más libres, como los del verano, con jornadas más rutinarias como las de la vuelta al trabajo y al colegio en otoño. Somos animales de costumbres y aunque nos guste a veces ir por libre, también nos encantan las rutinas y prever lo que va a pasar. En ello estamos precisamente ahora, acomodándonos a la rutina, que tiene su parte positiva. «La rutina proporciona estabilidad y tranquilidad», coinciden los psicólogos. Pero no debemos instalarnos en ella «de forma comodona». Septiembre es un mes de nuevos propósitos, como el año nuevo, y debemos romper la rutina con alguna actividad nueva: apuntarnos a un cursillo, a clases de inglés o de cocina, al gimnasio… nos va a permitir salir del circuito cotidiano. Si imaginamos la rutina en colores sería gris ¿no? Pues si añadimos alguna novedad es como si le pusiéramos colores.

La naturaleza también es bella en otoño

¿Quién dijo que la naturaleza solo es bonita en la primavera? En otoño podemos disfrutar de unos paisajes especiales. Por ejemplo la caída de la hoja en los bosques, con tonos rojizos, amarillos y marrones que forman una espectacular alfombra. Las temperaturas más suaves también permiten disfrutar de la naturaleza a cualquier hora del día.

Adiós tristeza

Hay muchas personas que se sienten desanimadas en otoño: menos horas de sol, más frío, vuelta al trabajo… Hay algunas cosas sencillas que pueden hacer para combatir la tristeza: dar un pequeño paseo todos los días, hacer ejercicio físico, airear todos los días la casa, quedar con amigos, apuntarse a algún club para compartir aficiones con otras personas y tener especial atención a la dieta para que sea variada y sana.

Deja una respuesta